Caperucita Roja

La niña de la historia que contaban los campesinos europeos medievales, que más tarde se tituló Caperucita Roja, no desobedece a la madre ni deja de leer las señales sobreentendidas en el orden moral en el que vivía. Ella no hizo nada para que la devore el lobo. Su historia era una sobre la fatalidad humana. En todo caso, la moraleja que tenía el cuento entonces, era prevenir a las niñas sobre los peligros del bosque, donde se condensaba lo “desconocido”. Fue más tarde que se cambió el sentido : Caperucita “desobedece” a la madre, se desvía del camino y habla con extraños, rebeldía que paga con la vida. Perrault en 1697 la muestra como una casta niña de aldea enfrentada a la viveza del lobo, en la dinámica dominador-dominada, sesgo erótico tan antiguo como el mundo patriarcal. Y le incorporó la caperuza, símbolo de la aristocracia, que la revela deseando pertenecer a una clase más elevada y así, entonces, merece también un castigo por disconforme. De ese modo, el punto central de la trascendencia de la historia de Caperucita, fue su trasgresión: incumple el mandato de la autoridad (la madre) y su prohibición de desviarse del camino. Caperucita es rebelde e individualista, que son las características de las brujas, por eso el lobo no la devora apenas llega sino que la somete a un juego de preguntas y respuestas. El lobo quiere “convertirla”, convencerla al estilo pacto satánico, de que se entregue de buena gana. Y en nuestro mundo patriarcal, cuando una niña “hace algo para que la devore un lobo”, solo puede salvarla un heroico y apuesto leñador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s